cubierta-piscinas

4 motivos por los que optar por cubiertas para piscinas

La decisión de comprar una piscina se toma con la idea de disfrutar del tiempo en casa dedicado a la natación con familia y amigos. Sin embargo, aunque una piscina puede proporcionar horas de entretenimiento durante los meses de la temporada de baño, también exige mantener la conservación y mantenimiento durante todo el año. Las cubiertas para piscinas pueden ayudar a reducir este mantenimiento y desembolso monetario.

Pero ¿por qué decidirnos a comprar una cubierta?

1. Las cubiertas para piscinas nos ahorran muchas horas de limpieza de la piscina

Mantienen las hojas y la basura fuera de la piscina. Algunos tipos de cubiertas están diseñadas específicamente para este propósito. Se fijan en intervalos regulares alrededor de la piscina, y a pesar de que la tela es porosa, el tejido es tan fino que incluso ofrece una buena protección contra la entrada de polvo en la piscina.

Estas cubiertas se pueden poner en su lugar al final de la temporada de baño y permanecen allí durante los meses más fríos, manteniendo la piscina limpia y el ahorrándonos horas en el tiempo de limpieza.

2. Una cubierta de la piscina puede extender la temporada de baño con un calentamiento del agua de la piscina

Existen cubiertas que conservan el calor de la piscina gracias a la luz solar que reciben. Pueden llegar a aumentar su temperatura en 15 grados, por lo que te permiten seguir disfrutando de la natación a principios de otoño, cuando se supondría que ya no vas a disfrutar de la piscina.

3. Son buenas para el medio ambiente

Las cubiertas solares pueden ahorrar hasta un 97 por ciento de pérdida por evaporación del agua. Esto reduce en gran medida la necesidad de rellenar la piscina durante el transcurso del año, lo cual se traduce en que el propietario de la piscina no gastará dinero en más agua para la piscina, y se puede aprovechar el agua de lluvia almacenada en lugar de sacar agua de un embalse o de otro lugar. La cubierta de malla tiene una habilidad de reducir la evaporación menor que la de una manta solar, pero, aun así, es significativa. En ambos casos, la capacidad de la cubierta para detener o reducir en gran medida la evaporación es un gran beneficio para el medio ambiente y la preservación de nuestro activo natural del agua.

4. También ahorran dinero al propietario

Una cubierta de piscina también reduce la cantidad de cloro necesaria para mantenerla. Si hay un clorador automático de agua salada en uso, también se reduce la cantidad de tiempo que tiene que funcionar, así que hablamos, además, de un ahorro de energía. Esto es así porque una piscina pierde una gran cantidad de su cloro a través de la evaporación. Por lo tanto, de este modo, la pérdida de cloro también se reduce.

El ahorro de costes se extiende, también, a la reposición del agua perdida por evaporación.

Con todas estas ventajas, ¿verdad que te estás planteando invertir en cubiertas para piscinas?

Deja un comentario