organizar limpieza de casa

Cómo organizar la limpieza de la casa

A menudo, se convierte en algo problemático organizar las tareas del hogar en familia. ¿Cuánto deben participar los niños? ¿Cómo repartir estos deberes de manera justa? ¿Cuándo realizar cada tarea? Todos estos quebraderos de cabeza pueden ser solucionados si contratamos a una empresa de limpieza. Podemos acceder a su página web, como la de www.netipulit.com, y decidir cuántas horas al día necesitamos a sus profesionales. Esto es algo que puede ser complicado de acordar, pero desde la propia empresa deberían poder orientarnos valorando los espacios a limpiar.

Sin embargo, si lo que queremos es organizarnos con los miembros de la familia, podemos seguir una serie de consejos para planificarnos bien.

Dividir las tareas por diarias, semanales y mensuales

Poner el lavavajillas, recoger la cocina, hacer las camas o, posiblemente, poner la colada, son tareas que deberemos hacer a diario. Sin embargo, limpiar cada habitación a fondo es algo que hay que podemos hacer una vez a la semana. De igual modo, la limpieza a fondo de muebles y ventanas. Tareas como la plancha, si nos organizamos correctamente, también pueden ser semanales.

La limpieza mensual se puede dedicar a los azulejos de baños y cocina, la del frigorífico, organizar armarios y cajones…

Organiza por zonas o habitaciones

También podemos organizar las tareas por habitaciones o pisos, en caso de vivir en un adosado. Una posibilidad es dividir las habitaciones por usos: desde las que más a las que menos se ensucian. Cocina, baño y comedor suelen ser las que requieren de una mayor atención.

Ameniza con música

Dado que encargarse de las tareas del hogar suele ser algo tedioso y aburrido para la mayoría de personas, podemos hacerlo más llevadero si ponemos música. Limpiar al ritmo de nuestras canciones favoritas siempre resulta más ameno.

Hay tareas para todos

Por supuesto, la limpieza del hogar es algo en lo que todos los miembros de la familia deben colaborar. Los pequeños pueden encargarse de recoger su ropa o sus juguetes, y, según vayan creciendo, empezarán a ordenar su habitación, hacer las camas o colaborar en otro tipo de tareas, como vaciar el lavavajillas, pasar el plumero o plegar calcetines. Se trata de integrarlos en la limpieza del hogar y de que aprendan que es algo en lo que todos debemos colaborar.

Para conseguir todo esto, podemos idear un calendario que colgar en la nevera o en cualquier otro lugar claramente visible con tal de que cada miembro de la familia sepa, cada día, de qué deberá encargarse.

Deja un comentario