año escolar en el extranjero ideas

¿Cómo puedo estudiar en el extranjero?

En el mundo de la educación igual que en el de las tecnologías, hay que reinventarse o buscar alternativas para que los estudiantes no se estanquen.

Hoy os venimos a hablar de dos ejemplos de viajes de estudio al extranjero durante el año escolar, estos facilitan la movilidad académica de los estudiantes.  

El primero es el programa Erasmus (European Region Action Scheme for the Mobility of University Students), es el más popular entre los estudiantes Europeos. Este programa fomenta el aprendizaje, tanto de la carrera que se está cursando, como las tradiciones y el idioma típicos del país en el que se realiza, además de la cohesión y el conocimiento de la unión europea entre los jóvenes estudiantes. Su duración se divide en si se quiere estudiar o hacer prácticas de empresa, en el primer caso serían 5 meses y en el segundo 3 meses. El precio ronda entre los 300€ y los 400€ al mes, aunque dispone de becas especiales para este programa. Los requisitos para participar en el programa son:

  • Llevar ya un año cursando la carrera universitaria de grado medio o superior.
  • Ser ciudadano de la Unión Europea.
  • Tener el nivel B2 del idioma del país.

Los centros educativos se encargan de la gestión de este programa.

También existe una opción menos conocida pero más completa y educativa, en la que el alumno puede expandir sus conocimientos tanto educativos como culturales. Esta experiencia es la de cursar un año escolar en el extranjero, esta es una oportunidad que permite al estudiante realizar una inmersión lingüística para así adquirir mayor fluidez de un idioma, con la posibilidad de adquirir un nivel bilingüe. Además permite la asistencia a la educación local, vivir la experiencia de convivir con una familia nativa, un desarrollo y crecimiento personal muy importante, sumergirse plenamente en la cultura local y hacer amistades internacionales. A diferencia del Erasmus que solo se puede estudiar en ciudades Europeas, el año de escolarización en el extranjero abarca más ciudades de todo el mundo. El precio depende principalmente de la ciudad elegida, aunque también varía dependiendo de si se quiere una escolarización privada o pública y el alojamiento en una residencia o con una familia nativa, entre otros. Hay principalmente un criterio:

  • Estar cursando ESO, Bachillerato o un grado universitario.

Para la gestión de este tipo de programas educativos, se hacen cargo empresas privadas como British Summer.

Estas dos opciones creemos que son las más rentables y gratificantes, ya que el estudiante aprende de una manera diferente y conoce nuevas culturas, por lo que le hace crecer y desarrollarse a nivel personal.