precauciones antes de ir a la nieve

Precauciones antes de ir a la nieve

Por fin llega el invierno y lo hace con menos frío del esperado hasta el momento, pero eso no ha evitado que los esquiadores puedan disfrutar ya de la nieve en muchas estaciones de España. Los meses de invierno saben a gloria para todos los amantes del esquí, y son muchos los que buscan cualquier fin de semana para reservar en los típicos hoteles con forfait incluido y pasar unos días agradables. Sin embargo, la nieve también puede ser un arma de doble filo. Te anotamos algunas precauciones de cara a tus días de esquí en la montaña:

Medidas indispensables si vas a esquiar

medidas esqui

  • Crema de sol: indispensable. El reflejo del sol en la nieve multiplica su efecto sobre tu piel, afectándola de forma mucho más intensa. Seas o no de piel blanca, es obligado darse abundante crema solar en la cara si no quieres acabar rojo como un tomate, además de lleno de picores.
  • Gafas de sol: como rezaba el punto anterior, el sol nos afecta de forma especial cuando vamos a la nieve. Llevar gafas de sol no solo protegerá tus ojos contra este fenómeno, sino que también evitará que estos sufran todo el aire frío cuando estés bajando por las pistas.
  • Guantes y botas: los pies y las manos son las partes más sensibles al frío, y debes llevarlas perfectamente protegidas. No te conformes con cualquier cosa y asegúrate de disponer de botas y guantes de calidad, si puede ser especiales para la práctica del esquí, ya que asegurarás que sean 100% impermeables.
  • Casco: da igual si eres o no eres experto. De hecho, los primeros suelen ser los que toman más riesgos innecesarios. Al igual que en la bicicleta o en la moto, el casco puede salvarte la vida en caso de accidente, ya que tu cabeza es la parte más frágil del cuerpo.

Otras precauciones antes de ir a la nieve 

  • Hidrátate: esquiar es un deporte que exige mucho esfuerzo. A veces no te darás cuenta, pero en el interior de tu mono estarás sudando muchísimo y gastando grandes de dosis de energía. No sólo debes llegar a las pistas bien alimentado, sino que tienes que hidratarte periódicamente para contrarrestar tu pérdida de líquidos.
  • Cíñete a las pistas: los esquiadores más experimentados suelen disfrutar con la experiencia de esquiar fuera de pistas. Seas o no experto, no te la juegues. Pese a que la nieve pueda tener buen aspecto, si la estación considera que esa pista no es terreno esquiable es porque habrá hecho un estudio del terreno y habrá llegado a tal conclusión. Es muy posible que debajo de esa capa blanca haya rocas, agujeros, etc. No serás el primero ni el último en sufrir un accidente a causa de ello, así que debes tomar precauciones.
  • Sé sincero con tu nivel: verde, azul, roja y negra. Es tan sencillo como esto. Nunca subas de nivel hasta que te sientas completamente seguro en el que estás. Para que te hagas una idea, el paso de azul a roja es el que marcará tu transición de principiante a un nivel medio.

Siguiendo esta lista de precauciones antes de ir a la nieve disfrutarás sin ningún tipo de problema de este deporte tan bonito. ¡Pásalo en grande!

Deja un comentario