¿Qué es la gastritis?

Hoy en día, muchas personas sufren gastritis, pero no lo saben. Del mismo modo, deberían estar haciendo búsquedas en Google como “dieta gastritis” para saber cómo paliar los síntomas, pero, de nuevo, nos encontramos ante

Hoy en día, muchas personas sufren gastritis, pero no lo saben. Del mismo modo, deberían estar haciendo búsquedas en Google como “dieta gastritis” para saber cómo paliar los síntomas, pero, de nuevo, nos encontramos ante el problema de que la desinformación las lleva a seguir padeciendo dolores y malestar causado por la gastritis.

Por si no sabes de lo que estamos hablando, la gastritis consiste en la inflamación del revestimiento interno del estómago; es decir, de su mucosa.

Puede venir causada por una infección bacteriana, o bien, por un virus. Asimismo, algunas enfermedades autoinmunes también la provocan, así como el reflujo de bilis hacia el estómago.

Sin embargo, los motivos más habituales por los que tiene lugar son los siguientes:

-Exceso de alcohol.

-Vómitos crónicos.

-La ingestión de sustancias cáusticas o corrosivas.

-Un exceso de secreción de ácido gástrico, que puede venir dado por estrés, entre otras causas.

-La ingesta de medicamentos como la aspirina y otros antiinflamatorios.

Síntomas de la gastritis

Las personas que sufren esta enfermedad suelen padecer síntomas muy desagradables, como los siguientes:

–          Ardor de estómago.

–          Náuseas.

–          Vómitos.

–          Indigestión abdominal.

–          Pérdida de apetito.

–          Hipo.

–          Sensación de distensión del abdomen.

–          Deposiciones de color negro.

–          Vómitos con sangre de color negro.

Tratamiento para la gastritis

No podemos hablar de un tratamiento único, dado que éste depende de la causa que haya dado lugar a la gastritis. Lo ideal es hablar con el médico de cabecera para que recomiende la solución más adecuada en cada caso.

Sin embargo, está recomendada la toma de antiácidos y otros medicamentos que reduzcan el ácido del estómago, puesto que éste causa más irritación en las áreas que ya están inflamadas.

Alimentos aconsejados

Asimismo, se recomienda tomar alimentos que no contribuyan a aumentar el ácido del estómago. Por ejemplo, cocciones sencillas, como la plancha, el horno o hervidos; pasta, arroz, patata y pan blanco; agua y bebidas sin cafeína; carnes magras, pescados y claras de huevo; frutas cocinas, en compota y en conserva… Por otro lado, se deben evitar los alimentos a temperaturas extremas, los alimentos con lactosa, el alcohol, el café, el té, la pimienta, el pimiento molido, el vinagre y la mostaza.