Vídeos que te enseñan a practicar el sexo (y no es porno)

Si eres joven o viejo, rico o pobre, el sexo es probablemente uno de los temas más comentados, si no controvertidos, en todo el mundo. Todos necesitamos sexo, no solo para la procreación, sino también para el placer y el fortalecimiento de una relación. No se puede hablar de amor romántico sin incluir el sexo en la ecuación, así que si actualmente estás en una relación y quieres que tu historia de amor dure, definitivamente deberías comenzar a trabajar en tu vida sexual. ¿Pero cómo comienzas? Aunque encontrarás muchas ideas geniales online sobre cómo puedes darle vidilla a tu relación amorosa, en realidad solo hay una manera de ayudarte a llevar tu vida sexual a un segundo plano. ¿Quiere saber qué puede hacer un vídeo sexual instructivo, como los que encuentras en una sexshop, para tu relación? Entonces no dudes en seguir leyendo.

Suponiendo que tengas una mente abierta hacia este tema, un vídeo de instrucción sexual puede hacer maravillas en tu relación. Pero ten en cuenta que esta opción no es para todos. Si acabas de empezar a salir, asegúrate de tener una conversación abierta con tu pareja sobre cómo se siente al usar este tipo de videos. De esta manera, podrás evitar ofender o cualquier momento incómodo que pueda conducir a futuros malentendidos en la relación.

Te ayuda a ser un mejor amante

Claro que un vídeo de instrucción sexual puede no ser una necesidad para hacer que una relación funcione, pero puede ayudarte a hacerla más fuerte. También te ayudará a convertirte en un mejor amante, ya que puede proporcionarte consejos y técnicas que harán que cada encuentro sexual sea digno de ser recordado. Desde técnicas orales hasta diferentes posiciones sexuales, podrás reinventarte como el mejor amante una vez que hayas terminado de ver el vídeo.

Te permite abrir tu línea de comunicación

Otro beneficio que puedes obtener al incorporar el vídeo sexual en la rutina de tu dormitorio es que obtendrás una línea de comunicación mucho más abierta entre tu pareja y tú. Con solo mirar el vídeo juntos, te sentirás mucho más cómodo expresando lo que deseas sexualmente y tu pareja estará más dispuesta a decirte lo que le gustaría probar. Cuando se usa correctamente, un vídeo de instrucción sexual podrá ayudaros a formar un vínculo más fuerte emocional y físicamente.